Es más común de lo que se imaginan escuchar estos días como la gente o no se puede dormir, o duerme muy mal, de alguna manera es algo lógico tras el encierro forzado en casa, sin embargo, si existen razones por las cuales esto se puede estar exacerbando y acciones que podemos tomar para ayudarnos a dormir mejor.

Demasiada Luz

Seguramente eres de aquellos que antes de dormir revisa horas su celular, pero lo que no sabes es que esa pantalla de luz brillante puede ser una de las razones por las que no te puedes dormir. La luz de las televisiones, computadoras y teléfonos son muy brillantes y le hacen sentir a tu cuerpo que aún es de día, lo cual interrumpe el ciclo normal de sueño. Así que bien fácil, date un tiempo antes de dormir en donde puedas estar con luz tenue y así conciliar el sueño.

Demasiada Cafeína

Si no dormiste bien o no dormiste lo suficiente, quizá lo más lógico es que lo primero que hagas al levantarte es tomarte un café, sin embargo, si sigues tomando café a lo largo del día, harás que sea más complicado conciliar el sueño en la noche. Si quieres dormir mejor, deja de tomar cafeína después de las 2 de la tarde, recuerda que la cafeína se mantiene en tu sistema de 6 a 8 horas.

Demasiado Ejercicio por la Tarde

Te habrás dado cuenta que si haces una rutina pesada de pesas, o corres demasiado, te cuesta más dormirte, tienes demasiada energía, por lo que hacer ejercicio justo antes de dormir, te causa problemas para hacerlo. La recomendación es dejar de hacer ejercicio de 2 a 3 horas antes de dormir, le toma tiempo a tu corazón retomar su ritmo, a tus niveles de adrenalina nivelarse y a tu temperatura regresar a su estado normal.

Demasiada Comida

Una cena pesada y tardía es una razón perfecta para no poder dormir o dormir mal, así es que si justo antes de dormir, necesitas un remedio inmediato, te recomendamos tomarte una taza de té descafeinado (yerbabuena, anís o jengibre), o vete a caminar para acelerar la digestión. Y la próxima vez, cena más ligero.

Demasiado Alcohol

Una copa de vino antes de dormir, puede ser un buen relajante para lograrlo, sin embargo, si tomas demasiado alcohol, te causará problemas para conciliar el sueño. Además, si lo logras, seguro dormirás muy inquieto y te estarás levantando varias veces, ya que el alcohol interrumpe la etapa REM del sueño, y pasamos el 25% del tiempo en esta etapa. Así es que lo mejor es dejar de tomar 2 o 3 horas antes de irte a dormir.

Demasiado Calor

Es tentador que si hace demasiado frío en el exterior, queramos poner la calefacción a todo lo que da, o quizá quieras ahorrarte el aire acondicionado si es que hace demasiado calor afuera, lo que es un hecho es que el calor provoca insomnio. Una recámara fría, te ayudará a dormir más rápido. La temperatura recomendada es de 15 a 20 grados centígrados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.