Los celos suelen aparecer cuando en algún punto de una relación (del tipo que esta sea), algo necesitas o algo deseas y no lo estás obteniendo. Lo mejor es aceptar que existen y manejarlos de frente. Ya sea que tengas una relación casual, efímera o incluso abierta, los celos son algo que puede aparecer repentinamente, y estos son unos consejos básicos para lidiar con ellos cuando dateas. 

Comunica lo que sientes

Puede que sea difícil aceptar que sientes celos, sin embargo, el compartir lo que sientes, siempre abre líneas de comunicación, por supuesto que te hace más vulnerable, lo que no necesariamente es malo. Al compartirlo, al menos no estas solo con el sentimiento y puede que te ayude a entender lo que está pasando. La comunicación es clave, incluso cuando solo sea algo casual.

Úsalo como un afrodisíaco 

Sin duda los celos son algo incómodo, pero también, significa que sientes atracción por la otra persona, y hasta los puedes usar para estimular el momento en que haya un acercamiento físico/sexual, sin duda hacer algo que disfrutas como el sexo, te ayudará a manejar mejor esos sentimientos. 

No luches contra los celos con celos

Lo más natural es que cuando sentimos celos, queramos que la otra persona también los tenga, ¡no lo hagas! No vale la pena perder el tiempo en juegos estúpidos, no importa que tan casual sea la relación, el hacer que la otra persona sienta celos puede ser contraproducente y no manda un mensaje claro, una vez más, mejor háblalo. 

Administra tus expectativas

Tu ligue casual puede sentir una gran atracción hacia ti, pero también hacia otras personas, así que antes de querer cortar cabezas, define tú mismo qué es lo que buscas, define que tipo de relación quieres, dejar las cosas abiertas hace que puede haber otras personas involucradas. Recuerda, no puedes nunca controlar lo que la otra persona haga, pero si tu reacción a lo que haga.

Confía en tus instintos

Cuando sientas en el fondo de tus tripas que la rabia de los celos está por explotar, es momento de evaluar la situación. Confía en ti mismo, seguramente es momento de dejar en claro los límites, nadie merece sentirse incómodo. Se claro y honesto contigo mismo, para que lo puedas ser con tu ligue.

Recuerda, a pesar de que sea una relación casual, un ligue momentáneo, o algo que se encamina para ser más formal, los celos pueden aparecer en cualquier momento, son signos de que algo está pasando, de que algo no te está gustando, explora a fondo, se honesto y comunícalo, la reacción de la otra persona te dirá mucho más de lo que te imaginas, y te ayudará a trazar mejor la ruta que debe seguir esa relación. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.