Uno de los pocos temas que se tratan comúnmente tiene que ver con la limpieza del pene, así es, como lo leen, la correcta forma de mantener un pene limpio. Así que decidimos entrarle al tema y aclarar los puntos básicos de higiene para el dick.

Puntos clave

  • limpia debajo del prepucio, pero no demasiado
  • el smegma es normal
  • si tienes alguna preocupación, visita al médico

Sabemos que mucha gente aún siente taboo sobre este tema, al grado que lo ignoran y simplemente no le ponen cuidado y atención a la limpieza de tan importante parte del cuerpo. El pene es tan solo una parte más de tu anatomía, así que no debería causarnos ningún problema hacerlo.

Hay dos tipos de pene, los circuncisos (a quienes se les removió el prepucio al nacer) y los que no lo están, quienes se mantuvieron tal como nacieron, los segundos, requieren aún mas cuidado con la limpieza, ya que el prepucio mantiene el glande siempre oculto y hay que mantener esa zona siempre limpia.

Si tienes prepucio, seguramente desde como los 5 años pudiste retraerlo, esto es necesario para una correcta limpieza del glande. Hazlo sin forzarlo durante el baño y limpia bien la zona, para después regresarlo a su lugar. Una vez que sea hora de secarse, vuelve a retraerlo, seca el glande con la toalla y regresa el prepucio a su posición natural.

Está bien limpiar el pene con jabón, pero un exceso de este es malo, ya que irrita la tan sensible piel de la zona, al eliminar los aceites naturales del cuerpo que mantienen la zona libre de fricción y bien humectada.

El smegma es necesario para mantener la zona lubricada y humectada, se compone de células de piel muertas, aceites naturales y otros fluidos. El tenerlo es totalmente normal y varía mucho la cantidad de persona a persona, si a ti te sale mucho, vas a tener que limpiarte seguido.

Problemas con el pene

Hay algunos síntomas que si se presentan, pueden denotar algún problema, así que hay que estar atentos.

Si la cabeza del pene está roja, te da comezón y extrae un fluido, lo más seguro es que tengas una condición tratable conocida como balanitis. Esta condición se presenta más comúnmente cuando se tiene prepucio, y se trata con antisépticos o cremas anti-hongos. La balanitis se presenta por varias razones: desórdenes de la piel, fricción durante la actividad sexual o el uso de demasiado jabón.

Si tu pene sigue igual después de una semana de tratamiento, tendrás que visitar al médico, ya que puede ser psoriasis o alguna alergia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.