Ya que estamos encerrados en casa y con tiempo para prepararnos al día en que nuestra vida se asemeje un poco a lo que era, podemos dedicar tiempo a mejorar nuestra auto-imagen. Te daremos unos tips básicos y sencillos para lograrlo.

Ejercicio

Ya que la auto-imagen del cuerpo está intrínsecamente ligada con tu seguridad en el sexo, hace sentido mejorar lo que sentimos hacia nuestro cuerpo. Mejorar nuestro cuerpo, sin duda, mejorará nuestra vida sexual y por ende nuestra auto-imagen.

Mantras positivos

Otra manera de darte un empujón hacia una mejor auto-imagen es a través de afirmaciones positivas, incluso hasta un poco irreales. El repetirse cosas como: «todo el mundo quiere conmigo«, es algo irreal y exagerado, pero sin duda te hace sentir mejor. Además, hacer esto funciona como una especie de ley de atracción… cuando creemos en algo realmente, eventualmente se manifiesta.

Masturbación en el espejo

Esto quizá suena narcisista, el masturbarse frente a un espejo ayuda a mejorar tu auto-imagen, puedes acompañarlo de mantras positivos, y decirte a ti mismo lo bien que te ves, lo sexy que es la imagen que estás viendo, y eso hará que con el tiempo, los demás también te vean así.

Generar tensión

El generar un poco de tensión antes de tener una relación sexual, no solo te hace sentirte más caliente a la hora de hacerlo, si no que hace que te sientas más cómodo con quién lo vas a hacer. Cada vez es más difícil estar seguros y confiados de uno mismo cuando los encuentros sexuales son express, estas interacciones son vacías, rápidas y anónimas, y esto no ayuda en nada a tu auto-imagen. Platica antes de coger, esto bajará tu ansiedad e inyectará química a la relación.

Finge hasta que lo logres

Al final de cuentas la razón por la que buscamos proyectarnos como una persona con auto estima y seguridad, es porqué esto es sexy (además de que te hace sentir bien), así que si al principio lo tienes que fingir, adelante, conforme lo vayas haciendo más y más, lo fingido se volverá real. La confianza es sexy, la inseguridad no lo es.

Comparte tus inseguridades

El platicar con gente de confianza o amigos de lo que te hace sentir inseguro, eventualmente te ayudará a sentirte más seguro, ya que podrás ver que no eres el único, que incluso la gente que parece muy segura, también tiene inseguridades, y quizá tu te sientes seguro de lo que ellos no y viceversa, eso crea confianza y mejora tu auto-imagen.

Cambia tus puntos de vista

A veces ayuda a cambiar la perspectiva de ti mismo al preguntarte cosas, pero desde otro punto de vista. Por ejemplo, si a ti te molesta tu pancita, o el tamaño del pene o alguna marca en tu cuerpo, pero no te molesta en otra persona, no será que tú inseguridad está sustentada en un engaño y es solo una distorsión de tu propia percepción de las cosas. Inténtalo, cuestiónate y comenzarás a ver las cosas diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.